Servicios

Precauciones ante las olas de calor para cuidar el descanso infantil

Precauciones ante las olas de calor para cuidar el descanso infantil

El verano, con sus altas temperaturas, es una estación especialmente peligrosa para los más peques de la casa. Las olas de calor que sufrimos durante estos meses, afectan directamente al descanso infantil y al día a día de los niños. Dormir las horas adecuadas es una garantía de un desarrollo correcto, ayuda al rendimiento escolar y favorece los procesos de atención y memoria. Las conductas y precauciones que tomemos con ellos en sus primeros años de vida serán claves para eliminar la posibilidad de padecer ciertas enfermedades en el futuro. 
 

 A continuación, explicaremos 4 claves que tenemos que tener en cuenta para que el descanso infantil sea el adecuado:
 
1. Las horas de descanso
 
¿Cuántas horas debe dormir un niño? Normalmente el tiempo ideal de sueño es el que le permite hacer las actividades de su día a día con normalidad. Pero según el rango de edad en el que se encuentre, hay una serie de horas establecidas de las que, no se debería bajar.
 
0-2 meses: deberían dormir entre 16 y 20 horas, aunque sea en pequeños espacios de tiempo ya que los bebés no suelen dormir de forma continua.
 
2 meses-1 año: una media de 10 y 12 horas de sueño.
 
1-3 años: entre 12- 13 horas aproximadamente.
 
3-5 años: para rendir adecuadamente unas 11-12 horas.
 
6- 12 años: se reducirían a 10-11 horas siendo estas suficientes.
 
2. El ejercicio
 
No tenemos ninguna duda de que el ejercicio ayuda al descanso tanto infantil como en la etapa adulta. A más actividad mejor descanso a la hora de irse a la cama.
 
3. El colchón y la almohada
 
La elección del colchón es muy importante a cualquier edad, pero en el caso de los niños, tenemos que estar muy atentos para favorecer la correcta posición de la columna. Tanto la almohada como el colchón deben adaptarse a las necesidades y características de cada niño. La mejor postura para dormir y sentirse descansado al día siguiente, es dormir de lado.
 
4. La siesta
 
Siempre surgen dudas de si la siesta influye negativamente o no a la hora de coger el sueño por la noche. Sin ninguna duda, la siesta en los niños debería ser fija, al menos, hasta los cinco años de edad. La siesta les aporta numerosos beneficios como, por ejemplo: regular el sistema inmunológico, ayuda a retener los conocimientos, contribuye positivamente al funcionamiento normal del sistema nervioso.
 
Además de su descanso habitual, en Mis Colchones queremos explicar una serie de precauciones que debemos tomar ante las altas temperaturas:
 
-Es fundamental mantenerlos bien hidratados en todo momento, aunque no sientan sed. Evitar las bebidas muy azucaradas.
 
-Aumentar el consumo de frutas de verano y verduras frescas.
 
-Evitar los colores oscuros a la hora de vestir y optar por colores más claros y tejidos naturales.
 
-Salir de casa siempre con un protector solar y complementos como un gorro para protegerse del sol.
 
Cuidar de nuestros peques es lo más importante y si llevamos estos consejos a la práctica estaremos ayudando a estas pequeñas personitas que necesitan nuestros cuidados y se merecen todos nuestros mimos y atenciones.
¡Ahora, ya estamos listos para disfrutar del verano!

0 Comentario