Servicios

Consejos para escoger tu nórdico ideal

Consejos para escoger tu nórdico ideal

Hemos entrado ya de lleno en el otoño y el frío está cada vez más presente. Sabemos perfectamente cómo vestirnos diurnamente, pero quizás no tengamos tan claro cómo vestir nuestra cama para las noches de otoño, y abrigarnos durante la noche es igual o incluso más importante que taparnos por el día.

¿Debo vestir ya mi cama con un edredón nórdico? ¿Y cuál escojo? No te preocupes, en el post de hoy te daremos unos cuantos consejos para que sepas cómo escoger el edredón ideal para esta época del año y puedas descansar perfectamente.

- Lo primero que tenemos que hacer es saber diferenciar correctamente las fundas nórdicas de los edredones. Mientras que el edredón viene ya con un relleno incorporado que no podemos extraer, la funda nos permite incorporarle cualquier relleno que deseemos, variando su gramaje en función de la época del año en la que estemos. Además, las fundas nórdicas nos permiten variar de modelos y vestir nuestra cama y dormitorio de una forma que se ajuste a nuestra personalidad.

- Es vital elegir un nórdico con un buen poder aislante. El principal objetivo del edredón es conservar nuestro calor y aislarnos del frío. Esta capacidad depende del material y de la cantidad de relleno de nuestro edredón. A mayor cantidad de relleno, más capacidad aislante.

- Teniendo en cuenta la importancia de la capacidad aislante de nuestro nórdico, el tercer paso es conocer y diferenciar los distintos tipos de relleno para elegir nuestro edredón:

· Rellenos Naturales. Son los mejores aislantes térmicos naturales que existen. Se tratan de rellenos elaborados mediante plumas o plumón de aves. Absorben la humedad y evitan la entrada del frío, permitiéndonos dormir con nuestro propio calor corporal.

· Rellenos Sintéticos. Son más económicos que los naturales, ya que se fabrican de forma industrial. Pero a diferencia de los naturales, no nos aíslan del frío, sino que su función es retener nuestro calor corporal.

- Por último, tenemos que tener muy en cuenta el gramaje de nuestro nórdico. Cuánto mayor sea el gramaje del relleno, más calor nos aportará. Para el otoño, lo más oportuno sería escoger un nórdico de entretiempo, comprendido entre 100 y 125 gramos, perfecto para temperaturas comprendidas entre los 15 y 20 grados.

En mi colchones te ofrecemos una gran variedad de rellenos y fundas nórdicas de primera calidad para que puedas vestir tu cama acorde a la temperatura de cada estación.

0 Comentario